Metas, Esfuerzo y disciplina
Por Lizzy Picado | 19 enero, 2017

Posiblemente durante el transcurso de nuestras vidas, algunas personas se preocupen realmente por mejorar diferentes áreas, son esas personas que no se quedan quietas que buscan avanzar en todo lo que puedan, y de estas …

Lea todo el artículo »
Éxito

Paz mental y autosatisfacción hacer lo máximo para ser mejor

Laboral

Conoce tus metas laborales y define tu futuro

Liderazgo

Aprenda efectivad y sea un verdadero líder

Motivación

Voluntad para hacer un esfuerzo y alcanzar tus metas

Superación

Conocimientos necesarios para tu superación personal

Inicio » Encabezados, Liderazgo

Actitudes y Hábitos para el Liderazgo

Escrito por Miguel Arguedas el 16 noviembre, 2012
Actitudes y Hábitos para el Liderazgo

En repedidas oportunidades he escrito sobre las actitudes y sobre los hábitos. Ahora veamos como se complementan estos en el liderazgo.

¿Cómo se forman los hábitos?

La formación de hábitos y actitudes de éxito es parte de cualquier programa de Liderazgo Personal. Nadie nace con ellos. Los adquiere. No le suceden. Son ocasionados.

Desde el momento mismo del nacimiento el hombre, se encuentra involucrado en un proceso de adquirir hábitos. Estos hábitos no se limitan a lo que el hombre hace. Comprenden también las actitudes.

Formar hábitos es una manera constructiva de enfrentarse a los retos de la vida. A través de estos retos se van descubriendo medios para alcanzar un fin deseado o para resolver un problema satisfactoriamente. Y una vez encontrado ese medio, el hombre va tratando de convertir sus actitudes y acciones en un procedimiento uniforme.

Los hábitos incluyen tanto actitudes como acciones

Una actitud es una inclinación permanente a reaccionar de cierta manera, cada vez que respondemos a una situación determinada. Son, pues, hábitos de pensamiento y respuestas emocionales a un estimulo determinado.

Es muy importante que adquiramos actitudes positivas, si queremos desarrollar el Liderazgo Personal. Así, ayudará mucho al Liderazgo, la confianza, el respeto, el entusiasmo, la decisión y la seguridad.

Así mismo la formación de estos hábitos debe erradicar de la vida posiciones como la de “no puedo”, “es imposible”, “con este equipo no hay nada que hacer”, “no contamos con los medios”, “hemos intentado y no hemos podido”, etc.

Empezar a cambiar las actitudes actuales

Cuando el hombre trata de cambiar sus actitudes, se encuentra ordinariamente con una resistencia interna, pero necesita no dejarse acobardar. Existen tres razones básicas por las que una persona se resiste al cambio:

1. El Miedo a lo desconocido: Se vive más a gusto en los propios esquemas de vida. El reto del Liderazgo es enfrentar un modo de vivir distinto.

2. La Indecisión: Todo liderazgo compromete profundamente la vida de una persona.

3. La Falta de decisión: Se desconoce el modo de ejercer un Liderazgo, porque en cierta forma se ignora qué se quiere de la vida.

Los inhibidores del Liderazgo

El hombre nació para ser líder, pero en el proceso de adaptarse a las complejidades de su mundo, se inhibe con frecuencia.

Entre estos inhibidores sobresalen fundamentalmente los temores, las dudas y las preocupaciones. Y ellos a su vez son elementos que desalientan profundamente al ser humano.

El miedo en sí es agotador. El hombre se desmorona, la presión del miedo lo hace reaccionar en forma totalmente ajena a su comportamiento normal. Es destructivo todo lo que le impide al hombre ser el mismo.

El miedo es negativo cuando es una respuesta condicionada, sin relación con ninguna amenaza real, en el ambiente que rodea a la persona. Cuando una persona experimenta miedo con base únicamente en lo que otras personas dicen, sus temores son artificiales y destructivos. El temor se convierte en motivador negativo letal cuando es creado por uno mismo. Mina las fuerzas y la creatividad.

¿Cómo se puede vencer el miedo?

El temor y la fe no pueden coexistir en la misma mente, al mismo tiempo. La fe desplaza al temor. Para ser líder, hay que construir una esencial confianza en uno mismo.

Muchas personas tienen poder, pero pocos tienen poder para llegar a las personas; esos son los verdaderos líderes.

Artículos relacionados:

  • Artículos NO relacionados:

Copyright del artículo: Viva con Propósito. Contacta con el autor de este artículo para obtener su permiso y autorización expresa para poder usar o publicar su contenido de forma total o parcial.

Comentarios en Facebook:

Déje un comentario!

Sea respetuoso. Manténgase ordenado en su comentario. No deseamos spam.

Este sitio soporta Gravatar. Si desea registrarse: Gravatar.