Metas, Esfuerzo y disciplina
Por Lizzy Picado | 19 enero, 2017

Posiblemente durante el transcurso de nuestras vidas, algunas personas se preocupen realmente por mejorar diferentes áreas, son esas personas que no se quedan quietas que buscan avanzar en todo lo que puedan, y de estas …

Lea todo el artículo »
Éxito

Paz mental y autosatisfacción hacer lo máximo para ser mejor

Laboral

Conoce tus metas laborales y define tu futuro

Liderazgo

Aprenda efectivad y sea un verdadero líder

Motivación

Voluntad para hacer un esfuerzo y alcanzar tus metas

Superación

Conocimientos necesarios para tu superación personal

Inicio » Encabezados, Motivación, Superación

La pasión por la creación

Escrito por Masako Yagi el 18 junio, 2012
La pasión por la creación

Inmersos en el flujo de la creación se han encontrado los grandes personajes de la historia. Miguel Ángel por ejemplo, escultor, pintor, arquitecto y poeta renacentista, decía que lo único que hacía era descubrir la figura que yacía dentro del mármol. Einstein, el gran científico del siglo XX que creó la famosa fórmula E=mc² (La energía es igual a la masa por la velocidad de la luz al cuadrado), presentaba cierta dificultad para expresarse, por lo que consideraban que poseía algún tipo de retardo cuando realmente lo que pasaba, era que vivía sumergido en su mente descubriendo los secretos del universo. ¿Y qué tal Mozart, cuya música era un incesante dialogo con lo más divino y sublime del espíritu humano? Vivir en uno, descubrir el lenguaje de tu alma y dejarlo fluir, es el ingrediente que desata el fuego de la pasión por la creación. Entiéndase creación por una forma de expresión, sea esta como la creación de algo palpable, como del sentimiento que te puede generar al ver un partido de futbol o el grito de emoción que se te desata al ganar un juego de mesa.

Los seres humanos, estamos en un constante crear. Creamos las palabras para comunicarnos con el prójimo, creamos cuando miramos, creamos cuando tocamos, creamos cuando escuchamos, creamos cuando olemos…Todos nuestros sentidos son cómplices en la creación de nuestros pensamientos y sentimientos. Por ende, lo que elegimos admitir con nuestros sentidos, es lo que crea nuestro mundo interior y nuestra expresión estará sujeta a esa información. Las experiencias que hemos tenido, se van almacenando en la memoria emocional y son la que definen el patrón mental de lo que dejemos ingresar en nuestras mentes. Nadie elije vivir lo que ha vivido de niño, y las experiencias que han moldeado su personalidad. Sin embargo, una vez consientes de nuestros patrones de pensamiento, tenemos la posibilidad de cambiar nuestra realidad y conversar directamente con la parte más genial de nosotros. Así como Miguel Ángel, Einstein o Mozart. El flujo de la creación que mantenían, no es predilecta sólo para algunos. Si tan solo diéramos paso a nuestra propia genialidad, podríamos llegar a niveles inimaginables de lucidez.

El diálogo más honesto que puedes tener es contigo mismo. Una vez que te entiendas y des rienda suelta a lo que más te apasiona, esa expresión llega a ser única y brilla como ninguna. Es inmensamente bello ver a una persona cuando está consumida en su pasión y es realmente atractiva a los ojos de los demás, porque esa es la naturaleza de todo ser humano; querer sentir ese flujo que nos eleva espiritualmente y nos hace seres plenos. Cuando hay pasión, hay flujo, y no hay absolutamente nada que no puedas lograr. El secreto es disfrutar tu pasión, y no dejarse llevar por la opinión de los demás. La pasión es uno de los sentimientos más ricos que la vida nos ha obsequiado. Nadar en el flujo de lo que más te apasiona, es simplemente tuyo. Nada más que tuyo. La creación más honesta de ti. Sin filtros. Sos vos en su forma más pura.

Tener una pasión en la vida y seguir el flujo de tu naturaleza creativa, es lo más sano que puedes hacer por tu salud emocional. El fuego interno que surge da una satisfacción que ninguna persona te puede dar. He visto que muchas mujeres al tener hijos, se convierten en madres las 24 horas del día, 7 días a la semana, y cuando se van sus hijos, padecen el síndrome del nido vacío, precisamente porque se han olvidado de ellas como individuo. He ahí cuando empiezan a ocurrir un sin fin de problemas emocionales que ni su pareja puede llenar. La existencia de otros seres te puede dar muchos tipos de placeres, pero la satisfacción y la felicidad de sentirse uno, de disfrutarse uno, de sentirse cómodo en tu propio pellejo, sólo te la das tú mismo.

Los genios son genios por seguir su naturaleza, por tener abiertas las puertas de par en par a lo que más les apasiona. Su rebeldía a no importarles lo que los demás piensen sobre lo que hacen, es lo que los diferencia. Porque más allá de su preocupación de la opinión ajena, o como consiguen dinero para llenar sus pansas, está el amor por lo que hacen. Simplemente, la prioridad es el amor por la creación.

“Todos llevamos poesía por dentro, y aunque no sepamos escribir, cantar o dibujar, podemos ser una poesía andante” Masako Yagi

Artículos relacionados:

  • Artículos NO relacionados:

Copyright del artículo: Viva con Propósito. Contacta con el autor de este artículo para obtener su permiso y autorización expresa para poder usar o publicar su contenido de forma total o parcial.

Comentarios en Facebook:

Déje un comentario!

Sea respetuoso. Manténgase ordenado en su comentario. No deseamos spam.

Este sitio soporta Gravatar. Si desea registrarse: Gravatar.