Metas, Esfuerzo y disciplina
Por Lizzy Picado | 19 enero, 2017

Posiblemente durante el transcurso de nuestras vidas, algunas personas se preocupen realmente por mejorar diferentes áreas, son esas personas que no se quedan quietas que buscan avanzar en todo lo que puedan, y de estas …

Lea todo el artículo »
Éxito

Paz mental y autosatisfacción hacer lo máximo para ser mejor

Laboral

Conoce tus metas laborales y define tu futuro

Liderazgo

Aprenda efectivad y sea un verdadero líder

Motivación

Voluntad para hacer un esfuerzo y alcanzar tus metas

Superación

Conocimientos necesarios para tu superación personal

Inicio » Encabezados, Superación

La envidia solo demuestra impotencia

Escrito por Miguel Arguedas el 28 noviembre, 2012 15 Comentarios
La envidia solo demuestra impotencia

“La envidia es el reconocimiento de la propia impotencia.”

Turno para los envidiosos, aunque probablemente no hallemos ninguno que por tal se tenga y es que, de todos los defectos, es tal vez la envidia el más inconfesable y el que produce mayor vergüenza asumir.

Y no me extraña, porque se puede experimentar compasión y también incluso un determinado grado de comprensión con algunas de las ‘imperfecciones’ humanas (que levante la mano aquel que nunca se equivoque) pero eso, que es rasgo de bondad de corazón y tolerancia, resulta poco menos que imposible con los envidiosos.

Hay una fábula que describe, creo que con bastante precisión, la ralea del envidioso.

Cuenta la tradición que una serpiente empezó a perseguir con afán a una luciérnaga. La luciérnaga, sin poder hacer frente a la serpiente dada la evidente diferencia de tamaño y las escasas posibilidades de sobrevivir si luchaba, huía con toda la rapidez de la que era capaz y como la única manera para evitar una muerte segura. Más rápido huía y más rápido era el reptar de la serpiente, que al parecer no iba a desistir nunca de alcanzar su objetivo.
Y así, fueron pasando los días. Uno, dos… y la serpiente no cedía en su empeño de atrapar a la luciérnaga. Al tercer día y ya exhausta, la luciérnaga se detuvo, se plantó delante de la serpiente y le dijo:
– ¿Puedo hacerte unas preguntas?
– Si te digo la verdad, es la primera vez que me ocurre algo así. O sea, que una presa pretenda hablar conmigo y me plantee preguntas. Pero como te voy a devorar de todas formas, puedes preguntar…
– ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
– No
– ¿Yo te hice algún mal?
– No
– Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo?
– Porque no soporto verte brillar…

Pues sí, así son los envidiosos; no soportan el brillo de los demás. No lo reconocerán implícitamente -y menos explícitamente- pero su inferioridad les impide reconocer el mérito ajeno, cuando lo que hacen en realidad es insultarse a si mismos por considerarse menos que otros. Demuestran también una notable incompetencia al no ver en aquello que son los demás, un acicate para la superación personal y tratan de igualar por abajo. Es decir: “Yo no soy como es él y me gustaría que él fuera como yo”, en vez de: “Yo no soy como es él, voy a trabajar duro para tratar de llegar hasta dónde él está.”

Reflexión final:”El envidioso piensa que si su vecino se rompe una pierna, él va a poder caminar mejor.” (Helmut Schoeck)… pero ya sabemos que la mediocridad, origen de la envidia, no es para nada inteligente.







Artículos relacionados:

  • Artículos NO relacionados:

Copyright del artículo: Viva con Propósito. Contacta con el autor de este artículo para obtener su permiso y autorización expresa para poder usar o publicar su contenido de forma total o parcial.

Comentarios en Facebook:

15 Comentarios »

  • Miguel Arguedas dice:

    En cuanto nace la virtud, nace contra ella la envidia, y antes perderá el cuerpo su sombra que la virtud su envidia.
    Leonardo Da Vinci (1452-1519) Pintor, escultor e inventor italiano.

    La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual.
    Miguel de Unamuno (1864-1936) Filósofo y escritor español.

  • Alonso dice:

    Hay algo que no comprendo, porque tengo compañeros y compañeras que son en ocasiones envidiosos y creo que ellos (as) no se consideran a sí mismos como envidiosos, entonces ¿saben los envidiosos que ellos o ellas son así, o se están comportando así??
    Bueno también hay de los que se comportan así todo el tiempo, pero ¿realmente lo saben?? saben que están causando daño a sus amigos familias, sus compañeros… con sus actitudes?

    • Miguel Arguedas dice:

      Que buen punto. El envidioso es un insatisfecho (ya sea por inmadurez, represión, frustración, etc.) que, a menudo, no sabe que lo es. Por ello siente consciente o inconscientemente mucho rencor contra las personas que poseen algo (belleza, dinero, sexo, éxito, poder, libertad, amor, personalidad, experiencia, felicidad, etc.) que él también desea pero no puede o no quiere desarrollar. Así, en vez de aceptar sus carencias o percatarse de sus deseos y facultades y darles curso, el envidioso odia y desearía destruir a toda persona que, como un espejo, le recuerda su privación. La envidia es, en otras palabras, la rabia vengadora del impotente que, en vez de luchar por sus anhelos, prefiere eliminar la competencia. Por eso la envidia es una defensa típica de las personas más débiles, acomplejadas o fracasadas.

      Ya he escrito un artículo al respecto. Pero es un tema que merece mayor atención. Con gusto escribiré un artículo explicando mejor este fenómeno psicológico. Mientras tanto te dejo el artículo anterior y muchísimas gracias por tu aporte.

      La envidia solo demuestra impotencia:
      http://vivaconproposito.com/la-envidia-solo-demuestra-impotencia/

  • Daniela dice:

    Esta caricatura está genial, ilustra muy bien lo que es la envidia. Muchas veces ni siquiera nos conocen y ya están desprestigiandonos, o no hemos llegado a nuestro nuevo trabajo y se comenta: “mmmm yo no sé, pero ese fulanito no me la hacen, dicen, pero a mi no me consta que… claro, dicen… talvéz sea cierto” otro agrega: ” Bueno dicen que cuando el río suena, piedras trae,” “por algo será”

    De verdad, estan geniales! y aún se les puede sacar mucho más!

    :D)

  • Masako dice:

    La envidia sólo es una señal de complejos de inferioridad!! Si uno está seguro de lo que es, más bien aplude al que brilla y le pide con toda humildad un consejo para poder brillar igual.

  • naty neira p dice:

    a mi desde que naci me tuvieron envidias lloraban de envidia hija cuando naciste tu hija hubieron personas ke lloraron de envidias hasta el dia de hoy por que soy feliz tengo familia tengo negocio tengo de todo soy linda y soy muy felizz

  • naty neira p dice:

    hola tengo 24 a veces veo gente envidiosa a mi alrededor que me envidia y otras no de hecho me lo han dicho variadas veces tengo una gran cafetería y progreso la envidia que me tienen yo soy tan positiva que tengo de todo y la vida me va a dar demás y soy muy feliz

  • natalia neira p dice:

    soy tan feliz y dichosa con mi familia y negocio hay que progresar para viajar quero mas y masss para mi soy dueña de mi negocio

  • naty neira p dice:

    pero ahora lo tengo todo tengo un gran negocio y siento que me han hecho brujerías malas ahora tengo buena vibra y soy feliz desde que naciste te tuvieron muchas envidias cuídate naty

  • naty neira p dice:

    esta es mi vida tengo un empleo independiente envidiable como oficina a 4 cuadras de mi casa es una cafetería en maipu soy yo la dueña y la trabajamos con mis papas soy linda peso 58 mido 1.68 tengo pelo rubio oscuro ceniza ojos café claro piel blanca tengo lindo rostro soy simpática buena niña trabajadora honesta tengo un depto de mi madre es de condomio alto de maipu tengo papas que me aman tengo estudios llegue hasta 1 año de contabilidad tuve artos pololos parecidos a príncipes azules recibe artos besitos en la boca cuando mas niña de niñitos que me gustaban en mi infancia en la playa me decían ke yo era muy linda soy soltera no tengo hijos soy muy feliz me lo dan todo mis papas he recibido bendiciones nadie me molesta me gustan los animales soy feliz

  • naty neira p dice:

    yo soy 100x ciento felizzz lo tengo todoooo soy una reyna me dice mi madre tengo cafeteria llena de todooo nada ke envidiar a nadie lo tengo todooo de todooo estoy llenaaa de todooooo de todoooo soy una mujer envidiable en todo aspectoo

  • Melqui López dice:

    A través de la biblia, este sentimiento es tyratado severamente advirtiendo al ser humano de los terribles daños que ocasiona en la vida espiritual; de las carencias que provoca, alejándonos y limitandonos a la ayuda mutua. Es realmente cierto que se trata de una más de las trampas del diablo para poner al hombre contra el mismo hombre. Es por tanto imprescindible conocer a la luz de la voluntad de Dios qué lugar ocupamos en este amplio escenario; y pedir la dirección del Espíritu Santo para ser librados de tan siniestro mal. Considero que la parte más difícil es, cuando de manera silenciosa e incomprensible, este sentimiento se acomoda en nuestro corazón hasta el grado de desconocer que estamos ciertamente poseídos. Como bien dice el dicho popular, “No hay peor ciego que el que no quiere ver”; con la envidia sucede lo mismo que sucede con el chismoso, éste llega al colomo de aborrecer al chismoso y se proclama libre de este mal. la envidia, por su parte, ciega a su presa y le declara libre de poser tan mal sentimiento. El libro bíblico de consejos prácticos para vida llamado “Los proverbios” aborda sobre las consecuencias de este fenómeno tan propagado por satanás; el capítulo 14 verso 30 nos advierte de las consecuencias físicas de la envidia: Un corazón en paz le da vida al cuerpo, pero la envidia pudre los huesos, y el capítulo 27 y verso 4 declara: Cruel es la ira e impetuoso el furor, mas, ¿Quién podrá sostenerse delante de la envidia? Esto nos mustra claramente que todos nosotros debemos estar en constante lucha para alejar con la ayuda de Dios este fatal sentimiento. ¡Que nos libre el Señor de este mal!

  • silvana dice:

    si,yo hice el estudio biblico ,leo proverbios,y es una lucha espiritual muy grande a enfrentar cuando se apodera la envidia del alma.solo con la ayuda de dios podemos derrotarla,conociendo que somos imperfectos y que debemos esforzarnos por elevarnos espiritualmente,no solo materialmente

  • Lautaro dice:

    Miren, todos hablan de la envidia como si fuera algo antinatural y si es horrible y todo, pero tampoco es algo tan extraño.

    Es logico en el mundo que vivimos rodeado de desigualdad que quizas te sientas intimidado y lastimado por el exito de alguien mas. Alguien que quizas no lo merece y se la pasa presumiendo de lo que tiene. Para colmo hay mil paginas señalandote con el dedo y diciendote que eres un mediocre y un fracasado por sentir eso. No se le ayuda al envidioso se le apunta y le dicen “sentir eso por (deposite nombre aqui) es bajo, solo eres alguien patetico e inseguro”.

    Siempre ponen el ejemplo de la luciernaga brillante y el animal patetico y ruin que trata de tirarlo pero ¿por que no ver las cosas de otra manera?.

    ¿que tal si la serpiente lucho años por brillar y brillar y jamas lo logro y la luciernaga (si bien no es culpable) nacio con el don natural, ¿no podia irse a brillar a otra parte?. Si bien la actitud del reptil fue mala, el ¿insecto por que tenia que presumirle su brillo continuamente?. Yo era una persona bastante envidiosa y eso se reflejaba mucho en mis fracasos pasados.

    Es por eso que aprendi recien cuando pude superar ese sentimiento y empezar a fijarme en mi vida antes de las otras. Por que si tenia que compararme con amigos universitarios sesudos, compañeros que conseguian trabajo ni bien salian de la secundaria, privilegiados, etc tenia que volver a nacer.

    La envidia debe ser superada pero tambien tomada como algo natural, no simplemente reducir al envidioso como si fuera un ser de segunda que tiene que aceptar su lugar y ya. Quizas lo entendi mal pero eso capte.

Déje un comentario!

Sea respetuoso. Manténgase ordenado en su comentario. No deseamos spam.

Este sitio soporta Gravatar. Si desea registrarse: Gravatar.