Nada hay más fuerte que mi voluntad
Por Lizzy Picado | 14 octubre, 2018

Una tarde noche de estás, lluviosas en mi país, venía conduciendo mi vehículo y en la carretera pude observar a un muchacho en una bicicleta maltrecha, portaba un gran bulto en su espalda de una …

Lea todo el artículo »
Éxito

Paz mental y autosatisfacción hacer lo máximo para ser mejor

Laboral

Conoce tus metas laborales y define tu futuro

Liderazgo

Aprenda efectivad y sea un verdadero líder

Motivación

Voluntad para hacer un esfuerzo y alcanzar tus metas

Superación

Conocimientos necesarios para tu superación personal

Inicio » Deporte, Encabezados

De lo tradicional a lo funcional

Escrito por Johan Parra el 9 enero, 2014
De lo tradicional a lo funcional

En el ámbito del ejercicio físico y sus diversas posibilidades metodologicas para  practicarlo, ha surgido un interés creciente de los y las amantes del ejercicio hacia nuevas tendencias de entrenamiento cuyo objetivo es la maximización de los resultados pretendidos. Hoy es común observar como un gran número de centros de acondicionamiento físico han implementado diversos tipos de entrenamiento que demandan mayor nivel de aptitud física en un sentido técnico y funcional en el cual el organismo debe alcanzar valores que sobrepasan la zona de confort a la que esta adaptado.

La aceptación por parte de la población ha sido positiva; sin embargo existe confusión

y desconocimiento sobre aspectos de suma importancia que pueden prevenir en mayor medida la aparición de lesiones. El tema del entrenamiento funcional no escapa ante esta situación, pues hay información muy diversa que defiende una posición ante lo que realmente es o no el entrenamiento funcional; para entender con claridad, lo primero y más importante es dar a conocer que para que un ejercicio sea funcional debe obedecer a una necesidad muy específica que una sola persona busca, es decir debe tomar en consideración no solo sus características corporales y fisiológicas, sino también las propias de la actividad que se realiza (gestos técnicos, planos y ejes corporales en los que se mueve cuando lo realiza, tipo de carga que debe vencer en el espacio y el tiempo de contacto en el que se aplica o recibe una carga física) y que permitan al especialista darle un enfoque verdaderamente funcional con el fin de aumentar el gasto calorico o rendir mejor en el campo de juego.

Por tanto, para hablar de programas de entrenamiento funcional es indispensable individualizar cada uno de los ejercicios a realizar acorde a la necesidad de la persona, deportista o incluso paciente en período de rehabilitación física. De otro modo, podríamos simplemente categorizar un sin número de movimientos y ejercicios que a pesar de exigir y aumentar la carga de trabajo de quién los realiza, propiciarán beneficios generales y proporcionales a dichas actividades pero que no obedecerán a una necesidad específica sino al interés del cliente o practicante por la variedad de actividades a la hora de ejercitarse y que le hagan más agradable, retador y satisfactorio dicho espacio de su vida.

Dentro de esas nuevas tendencias de entrenamiento se podrían mencionar algunas que han alcanzado popularidad y ganan más adeptos día con día; el entrenamiento en suspensión, crossfit, boot camp, entrenamiento con pesas rusas, son de los más comunes e iniciar con su práctica de forma segura implica tener la consciencia de que se va a formar parte de un nuevo proceso que puede tomar desde horas a días, meses, años o incluso en algunos casos no funcionará. Poder incorporar con éxito estos tipos de entrenamiento a nuestros programas requiere de mucha paciencia y respeto hacia el proceso, de entender que hay etapas que no se deben omitir y que solo con la práctica constante y una asesoría profesional es que poco a poco se irá automatizando la técnica de ejecución de cada movimiento independientemente de la complejidad del mismo.

Es de vital importancia previo al comienzo tener conocimiento acerca de la condición de salud y estar fisicamente activo con un programa de entrenamiento de intensidad moderada al menos de 4 a 6 meses, tiempo prudencial para poder haber desarrollado adaptaciones estructurales y fisiológicas que permitan incorporar trabajos de mayor exigencia, de modo que una considerable base física  permita alivianar el estrés físico que acarrea cualquier actividad nueva que se quiera realizar. Hay que tomar en cuenta que cada actividad tiene detalles específicos que contribuyen en el buen desarrollo de la misma, tales como la indumentaria que aunque por sí solo no marca una diferencia significativa propicia ergonomía y seguridad; y por supuesto no se deben obviar aspectos de orden nutricional que un porcentaje muy alto definen el buen funcionamiento organico durante el ejercicio.

A modo de síntesis, agrego una serie de pasos o recomendaciones valiosas a tomar en cuenta que pueden orientar el comienzo del quehacer de cualquier actividad novedosa o diferente a lo que se esta acostumbrado y que disminuyen el riesgo de lesión en miras de realizar una práctica segura:

  1. Busque la asesoría de un profesional capacitado: sientase en la libertad de preguntar cualquier cosa que considere importante saber para iniciar con tranquilidad; así como aspectos referentes al grado de conocimiento y preparación de quienes están a cargo de dichas actividades.
  2. Respete las etapas del proceso de aprendizaje hasta que el especialista le haga saber que esta listo para avanzar a la siguiente.
  3. Siempre realice un buen calentamiento previo, no importa que tanta experiencia tenga es obligatorio y un deber preparar progresivamente el organismo para trabajos de mayor exigencia.
  4. Bajo ninguna circunstancia debe haber ningún tipo de dolor ajeno a las sensaciones propias del ejercicio a nivel muscular; si fuese así debe comunicarlo de inmediato al especialista.
  5. La única manera de progresar en una actividad es repitiendola muchas veces, hacer de ella una práctica constante pues de cierta manera conyeva un trabajo muscular específico que solo se logra entrenando para eso.
  6. Es de mucha ayuda realizar algunos trabajos complementarios guiados por el especialista para lograr mejorar un gesto técnico específico, alcanzar una transferencia positiva en lo que se hace implica realizar gestos lo más parecido posible al que se desea mejorar.
  7. Siempre antes, durante y posterior al entrenamiento consuma líquidos hidratantes y alimentos que contribuyan en la reposición de la energía gastada durante los entrenamientos.

Recuerde cuando escuche hablar sobre el entrenamiento funcional, primero preguntese a sí mismo y al especialista ¿funcional para mejorar qué? Y así sabrá si realmente se ajusta a lo que esta buscando o simplemente le beneficiará de manera global en su condición física y de salud a la hora de ejercitarse.

Artículos relacionados:

  • Artículos NO relacionados:

Copyright del artículo: Viva con Propósito. Contacta con el autor de este artículo para obtener su permiso y autorización expresa para poder usar o publicar su contenido de forma total o parcial.

Comentarios en Facebook:

Déje un comentario!

Sea respetuoso. Manténgase ordenado en su comentario. No deseamos spam.

Este sitio soporta Gravatar. Si desea registrarse: Gravatar.